Alfredo Carrasco Candil

Share:








                                           Alfredo Carrasco Candil
                                                     1875-1945

                                            Organista y compositor

El famoso organista y compositor Alfredo Carrasco Candil, nación en la ciudad de Culiacán, capital del Estado de Sinaloa, el 4 de mayo de 1875.

Sus padres fueron el periodista don Francisco Javier Carrasco y la señora doña Dolores Candil de Carrasco.
La familia Carrasco vivía en la Capital de la República, pero por dificultades que tuvo don Francisco en la política, pasó a radicarse en Ures, entonces capital del estado de Sonora. Al calmarse los ánimos, don Francisco decidió regresar al centro del país, en inició el viaje en compañía de su esposa y de su pequeña hija Aurora, de apenas dos años.
A su paso por Culiacán nació Alfredo . Pocos meses después la familia continuó su viaje, permaneciendo algún tiempo en las poblaciones que tocaban.

En Tepic nació otra hermana de Alfredo, a la que pusieron por nombre Esmeralda.
A fines de 1879, cuando nuestro biografiado tenía 4 años, la familia Carrasco se trasladó de Tepic a la ciudad de Guadalajara, Capital del Estado de Jalisco, en donde se estableció definitivamente. En ese lugar creció y se formó el pequeño Alfredo.
Sus estudios musicales los inicio, en el colegio en el que fue internado al morir su padre, con el flautista muy conocido entonces don Andrés Tenorio, demostrando grandes facultades para la música.
Pretendieron que Alfredo siguiera la carrera sacerdotal, y después quisieron hacerle estudiar para farmacéutico, pero pudo más su vocación por la música  a la que se dedico plenamente.
Al ver el entusiasmo con que se había entregado a la música, lo encomendaron, para su enseñanza, al renombrado organista jalisciense don Francisco Godinez, con quien adelanto notablemente y manifestó además, su gran facultad creadora, cuando apenas había cumplido los trece años, componiendo pequeñas polcas y valses, formas musicales muy en boga esa época.
A los 16 años de edad fue nombrado profesor de solfeo del mismo colegio donde todavía era alumno.
Preparó admirablemente en el solfeo a legiones de alumnos que fueron después magníficos músicos de bandas militares, orquestas y sobre todo músicos de iglesia.

En 1899, a la edad de 24 años, fue nombrado organista de la catedral de Guadalajara y, poco después, también maestro del coro de infantes de la misma catedral.
Hizo mucha musica religiosa, puesto que vivía en el medio, sin embargo, como en su tiempo había gran demanda de música de salón, la que era muy bien pagada, el maestro Carrasco comenzó su producción de dicha clase de música, con bastante éxito.

La producción musical que al morir dejó el maestro Alfredo Carrasco es muy extensa.  En el género religioso, el más abundante, hay motetes , misterios, salves, maitines, avemarías, meditaciones, ofrecimientos, etc. Cabe mencionar aquí la Misa de Requiem, compuesta a la memoria de su maestro don Francisco Godínez, la que fue estrenada en Guadalajara el 21 de julio de 1943.
Cuando contaba con 22 años de edad escribió su primera obra para teatro, intitulada La gracia divina o El triunfo de los mártires. La segunda obra teatral fue LAjudia, estrenada en el teatro Degollado de Guadalajara , el 15 de agosto de 1910. La tercera fue Por el amor a la princesa, la cual se estrenó en el teatro lirico de la ciudad de México, en el año de 1919.

También compuso una ópera en dos actos , intitulada El Bufón, que es un juguete cómico, la cual llego a representarse varias veces, en diversos teatros de la capital.
El maestro Carrasco también dejó obras para piano, para violín y piano; música sinfónica; música corl y escolar.
En su producción para canto y piano, dejó muchas canciones, algunas de ellas con letra de prestigiados poetas como Gabriela Mistral, Fernando Celada y Marcelino Dávalos.

Pero en toda su producción musical, la composición que lo ha inmortalizado y por la cual le rendimos un modesto homenaje, es sin duda alguna su  inspirada y siempre gustada Danza canción intitulada Adios, tan conocida popularmente como el adios de Carrasco. Esta obra la compuso el maestro Don Alfredo  Carrasco a la edad de 22 años.
Los premios que obtuvo el maestro Carrasco en concursos y los homenajes que recibió, fueron muchos.
En 1902, en la Exposición Regional afectuada en la ciduda de Guadalajara, con su obra Andante Pastorale ganó el primer premio, que consistió en una medalla de oro y diploma.
En 1904 ganó otro concurso con su cantata Ave Maris Stella.
En 1910, en el concurso al que convocó la sociedad de comercio de Orizaba, Estado de Veracruz, ganó el primer lugar con su Scherzo Vals.
En 1943, en el concurso al que convocó El Universal, apoyado  por la Defensa Nacional para crear la Marcha Nacional de las Reservas, el maestro Alfredo Carrasco obtuvo el primer lugar entre unas 280 composiciones que tomaron parte en la competencia. El premio en esta ocasión fue medalla de oro, diploma y mil pesos en efectivo.

Don Alfredo Carrasco Candil, murió en la Ciudad de México, el 31 de diciembre de 1945.



No hay comentarios.