Julián Carrillo Trujillo

Share:









Julián Carrillo Trujillo
1875-1965

El maestro don Julián Carrillo Trujillo nació en Ahualulco, Estado de San Luis Potosí, el 28 de enero de 1875.
Sus padres fueron don Nabor Carrillo y doña Antonia Trujillo.
Se inició en la música bajo la dirección de don Flavio Carlos. 
En 1895 se traslado a la capital de la república y se inscribió en el Conservatorio Nacional de Música, en la clase de armonía que impartía el maestro Melesio Morales y en la de Violín, con el maestro Pedro Manzano.
Con su dedicación al estudio pronto ocupó un prominente lugar entre sus compañeros y se hizo merecedor a que, en 1899, el señor presidente de la República, El general Porfirio Díaz, le concediera una beca para ir a estudiar al conservatorio de Leipzig, en Alemania, donde cursó la composición con el maestro Salomón Jadassohn y Dirección de orquesta, con Hans Sitt.

Posteriormente, al terminar la composición y la dirección, en Alemania, pasó a Bélgica, en 1903, con el deseo de continuar sus estudios de violín, e ingreso al conservatorio de Bruselas, en donde estudió con Zimmer. Después pasó al Conservatorio de Gante, por indicación del propio Zimmer a quien nombraron profesor en dicha institución.

En 1900 el maestro Julian Carrillo asistió al Congreso Internacional de Música celebrado en París, en el que manifesto la necesidad que había, según él, de una nueva escritura musical.
A su regreso de Europa, en 1905, el señor Presidente Don Profirio Díaz le obsequio un violín amati.

En 1906 fue nombrado profesor del Conservatorio Nacional de Música, en donde impartió composición.
En  1908 desempeño en puesto de inspector de Música.
En 1909 fundó la Orquesta Sinfónica Beethoven, integrada por elementos jovenes del Conservatorio, a semejanza de la Orquesta Sinfónica Nacional que entonces dirigía el maestro don Carlos J. Meneses, con la que realizó varias algunas giras por varios estados de la República.
En 1911 fue nombrado por el gobierno de México, delegado a los congresos internacionales de música que se celebraron en Londres y Roma.
El 14 de agosto de 1913 tomó posesión de la Dirección del Conservatorio Nacional de Música, durando en el puesto solamente un año, pero volvió a ocuparlo en 1920, y permaneció en esa ocasión hasta el 10 de enero de 1923.
En 1914 pasó a radicar a la ciudad de Nueva York, en donde fundó la Orquesta Sinfónica América.
De regreso a México, en 1918, fue nombrado Director de la Orquesta Sinfónica Nacional.
El Maestro Julian Carrillo pasó su vida luchando por la difusión del sistema musical que él dio a conocer con el nombre de sonido 13, el cual considero que habría de revolucionar toda la música, hasta su escritura.
Según el mismo maestro Carrillo llego a declarar, fue en la  clase de acústica que impartía el maestro Francisco Ortega Fonseca en el Conservatorio Nacional, donde se despertó en él la inquietud que lo llevó a la elaboración de la teoría del sonido 13.
en 1925 dio a conocer su sistema de escritura musical, el consiste en series de numeros.
A partir de entonces trabajó incansablemente en su teoría, y sustento conferencias en diversos países y ofreció conciertos con dicho sistema, utilizando instrumentos especialmente construidos.
El maestro Carrillo escribió varios tratados: de Armonía, contrapunto, Instrumentación, etc.
Entre su producción musical cabe mencionar sus óperas Alma, Ossiam, Xiulitl y la ópera Matilde que, aunque no se presentó estuvo programada en las fiestas del Centenario de la Independencia de México, en 1910.
Con su sistema del Sonido 13, compuso obras que han sido escuchadas tanto en México, como en el extranjero, con las mejores orquestas sinfónicas y dirigidas por los más grandes directores.
En 1940 le fabricaron en Alemania 15 pianos metamorfoseadores.
El maestro fue objeto de muchos homenajes que le fueron ofrecidos en México y en los diversos países europeos en donde es grandemente admirada su labor.
Entre los principales premios y homenajes que recibió, podemos mencionar el Gran Premio de la Nación Mexicana, que le concedió el congreso de la Unión, en 1931. La medalla al Mérito Cívico que en 1943 le concedió el Congreso Consultivo de la Ciudad de México y que también se le otorgó en 1964, en el aniversario de su famoso Canto a la Bandera que año con año se canta en las escuelas primarias y secundarias.
En el mes de julio de 1965, dos meses antes de su muerte, por decreto presidencial este canto a la Bandera fue declarado Canto Oficial, el que deberá ejecutarse en todo acto que se celebre en honor de nuestra bandera.
En 1956 el presidente de Francia le otorgó la condecoración de la Legión de Honor, y en Alemania recibió el Collar de la Gran Cruz del Merito.
En 1958, en Bélgica, recibió la Medalla de Honor, al exhibir sus 15 pianos metamorfoseadores, en el Palacio Real No 3 de la Exposición Mundial de Bruselas. Además, en el Palacio Laeken, la Reina Isabel le ofreció un banquete.
También fue honrado en vida, al imponerse su nombre a algunas calles de la ciudad de México como en otros lugares del interior del país.
El maestro don Julian Carrillo dejó de existir en la Capital de la República, el 9 de septiembre de 1965. Sus restos fueron sepultados en el panteón Francés de la Piedad. Posteriormente, el 28 de enero de 1975, en el centenario de su natalicio, fueron trasladados a la Rotonda de Hombres Ilustres del Panteón de Dolores.




No hay comentarios.